17 noviembre, 2022

Blockchain: ¿Qué es la tecnología blockchain y qué cambios empresariales traerá?

¿Qué es la tecnología blockchain y qué cambios empresariales traerá?

En este nuevo episodio de Digital Talks by t2ó, hablamos sobre sobre blockchain; para entender en qué consiste esta tecnología, qué rol juega dentro de la Web3, cómo ha evolucionado y los cambios sociales y económicos que tendrá su utilización.

 

Para ello, contamos con Montse Guardia, Co-fundadora & CEO de Big Onion, una compañía formada por personas experimentadas en innovación con foco en negocio digital.

 

¿Te unes a nosotros? 🎧👇

 

 

¿Qué podrás escuchar en este podcast? 

  • ⛓️ ¿En qué consiste la tecnología blockchain?
  • 👩‍💻 ¿Qué rol juega esta tecnología dentro de la Web3?
  • 🤝 ¿Qué cambios traerá y está trayendo la incorporación de blockchain desde el punto de vista de negocio y social?
  • 🛒 ¿Qué verticales están teniendo un mayor grado de adopción? 
  • 📢 ¿Qué impacto puede generar esta tecnología desde el punto de vista publicitario?
  • 🔐 ¿Cuál es su aplicación dentro del contexto de la ciberseguridad?
  • 📰 ¿El uso de esta tecnología permitirá un mayor control control sobre las noticias falsas?
  • 🎒 ¿En qué momento esta tecnología formará parte de nuestras vidas?
  • 🧑‍💼 ¿Con qué se tendría que quedar una persona que está al frente de un área de marketing, innovación o tecnología de cara para entender cómo esta tecnología puede impactar en su día a día? 

 

 

 

[Transcripción del podcast]

 

EC: Hola, soy Esther Checa y hoy vamos a hablar sobre blockchain. Para entender en qué consiste esta tecnología, qué rol juega dentro de la Web3, cómo ha evolucionado y los cambios sociales y económicos que tendrá su utilización, hoy contamos con Montse Guardia, Co-fundadora y CEO de Big Onion, una compañía formada por personas experimentadas en Innovación con foco en Negocio Digital. Montse es presidenta de la Quantum Blockchain Alliance, miembro del Consejo Asesor del Observatorio de Ética en Inteligencia Artificial de Cataluña,Co-fundadora de la Fundación ELLIS Alicante, miembro de WeRock Capital y presidenta del Consejo Social de la Universidad Politécnica de Catalunya. También contribuye de forma habitual en programas de Innovación Social, es conferenciante y profesora visitante en varias universidades y escuelas de negocio. Muchas gracias por estar hoy con nosotros, Montse.

 

MG: Gracias. Gracias a ti y gracias a todo el equipo. Un placer.

 

EC: Montse, vamos a empezar este episodio y me gustaría arrancar con una pregunta que te han hecho probablemente infinidad de veces, pero que creo que es un buen punto de partida para poner en contexto la temática del episodio de hoy. ¿En qué consiste la tecnología de Blockchain? Entiendo que es una pregunta muy amplia.

 

MG: Sí, efectivamente, es una pregunta muy amplia. Es como preguntar qué es la Medicina. Depende del especialista al que le preguntes, puede tener connotaciones y sutilezas de definición distinta. Habiendo dicho esto, Blockchain, cuando hablamos de la cadena de bloques, es un método de programación, en el cual mezclamos varias disciplinas de la programación, de la informática y del software para poder conectar máquinas o hardware distribuido en organizaciones distintas conectadas a través de Internet, pero con la capacidad de de transmitir información que han decidido compartir de forma segura a través de una cadena de bloques. ¿Qué es esa información? ¿Qué es el dato? Depende de si iniciamos desde el bitcoin hasta iniciar con las redes de tercera generación que tenemos ahora. Las redes de blockchain de tercera generación van a cambiar la usabilidad, van a cambiar la arquitectura de la cadena de bloques y van a cambiar el impacto. Por eso es tan amplio pero tan potente al mismo tiempo.

 

EC: Conectando con esto que nos estás comentando, Montse, empezamos a escuchar mucho el concepto de Web3. ¿Qué rol juega esta tecnología? ¿Qué rol juega el Blockchain dentro de la de la Web3?.

 

MG: Para mí la blockchain es una función de arquitectura. Sería como un cuerpo, el sistema linfático, el que alerta. La blockchain te permite hacer lo que llamamos el registro, un tatuaje en la red, decir: «esto ha pasado por aquí en este momento»; y lo permite hacer de una forma mutualizada; entre múltiples ordenadores que están en múltiples sitios. ¿Qué significa? Cuando nos fuimos a la Web2 en los años 2000, lo que hicimos fue pasar de la televenta, de llamar y vender al e-commerce; pasamos de conectarnos a través del teléfono por voz, a hacerlo a través de de datos, a través de la red, de Internet. Y poner lo que llamamos nuestra tienda virtual o nuestra página virtual, nuestra puerta de entrada y nuestra puerta de salida de comunicación en la Web2. En la Web3 Lo que estamos haciendo es algo más sofisticado. Es como cuando nos vamos a comprar a un centro comercial. En el centro comercial tenemos varias tiendas, tenemos algunos cines, tenemos los lugares para que los niños jueguen… Hay entretenimiento. Si nos fijamos en un centro comercial, hemos visto que no sólo está nuestra tienda, sino que estamos compartiendo el espacio con otras tiendas con sus puertas de entrada y salida en un mismo lugar. La Web3 nos va a permitir esto. Nos va a permitir estar en un mismo lugar digital, en un mismo espacio digital, pero a la vez eligiendo adónde vamos a comprar o adónde vamos a entretenernos o qué vamos a hacer ahí. Bueno, pues para que esto sea sólido para decir: «Oye, realmente estoy entrando en esta tienda o en esta otra, o me estoy entreteniendo con esta película», debajo de este espacio virtual, esta estructura tiene que quedar registrada y ser verificable. Y nosotros siempre decimos que la blockchain evoluciona hacia una capa de conexión entre el mundo físico, quién eres, y este espacio virtual que te va a permitir la Web3 de una forma mucho más exponencial y mayor. Esa verificación de quién eres, dónde estás conectándote y a través de qué estás vendiendo, comprando o relacionándote, esa prueba de verificación es hacia dónde va el desarrollo de la blockchain y es lo que permiten estas redes.

 

EC: Montse, como Directora General en su momento y Co-Fundadora de la Red de Alastria, ¿en qué fase de desarrollo se encuentra ahora mismo esta tecnología, cuando en su momento arrancasteis en la red y el momento en el que nos encontramos ahora?

 

MG: Lo bueno de Alastria es que en verdad no es una red. Alastria tiene tres ejes de trabajo. EL primer eje es que es agnóstico en tecnología. Cualquier red o desarrollo blockchain, que son múltiples y diversos, tiene cabida en la asociación. Lo importante es que los socios, la gente que se esté asociando a Alastria o que forme parte de Alastria pueda pertenecer a estas redes, que serán múltiples y conectadas, y pueda crear un caso de uso; sea un negocio o sea un elemento de impacto social. Es un consorcio, una asociación de empresas pequeñas, medianas o grandes, y también administraciones públicas o universidades. En ese espacio que es el Consorcio, una de las partes es la tecnológica; pero hay dos partes más importantes, que son la jurídico-legal: «Oye esto cómo lo hacemos y cómo queda estandarizado, normalizado» y la otra parte es el caso de uso, cómo vamos a aplicarlo y cómo va a impactar. Los casos de uso de blockchain son distintos y pueden ser verticales de un sector, pero sobre todo, y es para lo que sirve la blockchain, tienen que ser transversales, entre múltiples sectores. En el momento que creamos ese concepto de trabajar en transversal, trabajar la banca con los seguros, con las compañías de energía y con compañías que midan el CO2… Es un trabajo mutualizado, en una misma infraestructura, aunque sea segmentada y cada uno cumpliendo la ley de competencia y cumpliendo todas las leyes alrededor de cómo trabajar juntos en un modelo transversal digital. Tenemos que sacar pecho y estar orgullosos de que ahora mismo Alastria tiene un estándar de identidad digital normalizado, una norma UNE que además es patrón internacional. Creo que ya somos casi 600 empresas trabajando entre ellas y más o menos unas 100 startups. Lanzar y que esto esté en el mercado, esté impactado y que entendamos que existe esta tecnología para usarla, eso fue la primera fase de Alastria y debe crecer y debe continuar. Ahora mismo, a nivel tecnológico, que es lo que me preguntabas, lo más emocionante que hay es que ya estamos en la tercera generación de redes con algoritmos de seguridad de encriptación mucho más potentes y con gente que está haciendo los deberes de seguir trabajando en esta tecnología por que cada vez sea más sólida y esa conexión 1 a 1 en el mundo digital y el mundo físico sea más veraz. Y ahora, pues todavía tenemos mucho camino que recorrer.

 

EC: Esto último que estás haciendo referencia y en la fase en la que nos encontramos, ¿qué cambios traerá y está trayendo la incorporación de blockchain desde el punto de vista de negocio y social?

 

MG: Tenemos dos ejes. El primer eje es la eficiencia. Blockchain sí o sí te obliga a repensar los procesos. Como organización, ¿cómo te organizas? Al final un proceso es esa palabra también abstracta. Muchas veces un proceso simplemente es cómo te organizas, quién hace qué y cuándo. Y cómo tú, como organización, sabes que alguien hace antes que tú algo para que tú puedas hacer lo que tienes que hacer y alguien hace algo después de lo que tú has hecho. Esta sincronía de actividad en las organizaciones, desde hace muchísimos años, en la industria, se traducía en la definición de unos procesos. Algunas empresas los tienen bien definidos, otras empresas no los tienen bien definidos, pero los hacen porque por naturalidad se conocen desde hace tanto tiempo y siguen unas pautas. Pero esa forma de trabajar, ordenada, síncrona con la blockchain, la puedes registrar y la puedes automatizar de una forma muy transversal, con lo cual no solo estás ordenando cómo tú trabajas para que sea más eficiente, sino lo haces con tus proveedores y con tus clientes. Una de las primeras palancas del uso de la blockchain es ese ganar eficiencia en tu forma de trabajar, en tu compañía y con el resto de compañías. Igualmente en administraciones públicas, esto por un lado. Pero por otro lado, al ser una tecnología disruptiva, es decir: «Oye, me voy a ordenar de una forma que sea mucho más ágil y más rápida», ¿qué está pasando? Qué se está utilizando para cosas que hasta ahora nunca lo habíamos podido utilizar. ¿Qué significa? Pues trabajos para los cuales antes necesitamos diez meses. ¿Y por qué? Porque tenías que hablar con uno, hablar con el otro, escribir tres documentos, mandarlos por ahí y nunca se les ocurría hacer todo este trabajo para algo que nos parecía que no tenía valor. Bueno, como ahora esto se simplifica con la blockchain, empieza a tener mucho valor. A mí me interesa muchísimo esta área de innovación disruptiva, de cambio por empuje tecnológico y sobre todo cuando lo aplicamos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Con esta tecnología vamos a poder trazar, a poder decir: «Efectivamente, esto es lo que estoy gastando, lo que está siendo mi huella de carbono en mi empresa y lo estoy registrando en la red y lo estoy midiendo y lo estoy compartiendo para ajustarlo». Esto que son, pues lo mismo te diría con la diversidad, cualquiera de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que que te permita verificar algo complejo, medirlo y guardarlo en este archivador digital que es la blockchain y que queda ahí como un tatuaje de por vida y que lo puedas comparar con otros, eso son casos de uso fantásticos y siempre hablamos de, en lugar de hablar de aplicación de la blockchain, hablamos del caso de uso, cómo lo uso, y eso tiene mucha potencia.

 

EC: Volviendo a esta parte de impacto en negocio, a nivel a nivel de industrias, ¿qué verticales están teniendo mayor grado de adopción de esta tecnología?

 

MG: Pues mira, obviamente la cadena de suministro. En general, cualquier sector y sobre todo, ya sabes, el retail, que tiene cadena de suministros. Todo lo que tenga cadena de suministros y que necesita medir la última milla, ahí tiene muchísimo sentido la blockchain, porque estás poniendo una cadena de muchos actores en sincronía.  Digitalmente, les estás facilitando el intercambio entre ellos. Banca y finanzas también, porque al final estás creando esa trazabilidad de activos de los financieros que van a tener un anclaje, van a ser menos etéreos, van a ser más tangibles, porque estás digitalizándolos de una forma muy correcta a nivel de cumplimiento normativo. Todo lo que sería cumplimiento normativo, auditorías, riesgos… Tienen sentido, porque esta es una herramienta de eso, de trazabilidad y de registro. Y luego todo lo que sería la propiedad intelectual, que eran valores más etéreos, más subjetivos de medir, pues lo que estamos haciendo es convirtiéndolos en esos tokens y que son temas de que ponernos de acuerdo. Y estamos viendo que esto que es una propiedad intelectual legalmente tiene una definición, la podemos definir digitalmente de forma que quien sea el propietario de esa propiedad intelectual realmente la pueda usar, donar, transferir, acompañar, guardar… Todo esto que antes era claro jurídicamente, ahora es claro industrialmente. Cuando me hablas de verticales, te he comentado muchas transversales. Te he comentado legal, financiero, cadena de suministros, riesgos, auditoría… En transversal tiene mucho sentido y luego ya lo aplicas en vertical. Para el sector de la energía, de la banca y seguros, del compromiso social o de las ONGs. Y sobre todo y pensando en la Web3 va a permitir un nuevo canal de venta y un nuevo canal de relacionamiento, de compra y venta entre entre alguien que tiene una propuesta de valor y múltiples personas.

 

EC: Montse, si nos llevamos esto al terreno de la industria publicitaria, ¿qué impacto puede generar esta tecnología con respecto a la forma en la que consumimos e impactamos a día de hoy en la web?

 

MG: Yo creo que el gran impacto es el cambio. Nosotros hemos tenido un cambio, estamos en el siglo 21 y llevamos 22 años de un compromiso, creer que tenemos que relacionarnos en nuestra compra y venta de otra forma. Ese compromiso de decir: «lo que yo estoy comprando, yo quiero saber de dónde sale y quiero estar segura de que hay una trazabilidad, de que realmente estoy comprando algo que no tiene un impacto negativo en el planeta, que estoy comprometiéndome a que hago ese intercambio de valor, porque quien sea que me está vendiendo algo me es transparente, me dice quién es y cómo es y que valores tiene. Y estoy alineada con con esa marca». Yo creo que es muy potente a nivel publicitario por los valores de marca. En el contexto actual donde es internacional, estamos siendo compradores globales gracias a los canales digitales, ya no solo locales, pues esa competición buena y sana de diferenciarse entre las marcas, cómo me dicen cuál es la diferencia, va a venir muy de la mano de cómo de confiable es tu marca. No solo es la reputación, sino cómo me verificas con evidencias que la reputación que tienes de hacer las cosas bien o de estar cercano a las cosas que a mí me gustan, es verdad y es real. Aunque estés a 100.000 kilómetros. Esa cercanía de la marca globalmente con cualquier persona, es muy potente. Permite a las pequeñas y medianas empresas estar en la misma liga que las grandes empresas.

 

EC: Otra cuestión que se me plantea y qué es es trending topic son los aspectos de seguridad. En este caso, a la blockchain se le atribuye en cierta forma un mayor grado de seguridad con respecto a las interacciones digitales que tenemos ahora. Aquí, bajo tu punto de vista, ¿cuál es su aplicación dentro del contexto de la ciberseguridad?

 

MG: Cripto, es criptografía. Criptografía, hacer algo que sea codificar, encriptar algo que estás transmitiendo en la red, es la base de la ciberseguridad. ¿Cómo estás enmascarando un dato que tú estás enviando? Al final, cuando hablamos de criptografía, lo simplificamos. No tenemos por qué saber lo que es la palabra, sino simplemente pensar que cuando yo intento enviar un mensaje, lo estoy codificando para que sólo lo entiendan los que realmente quiero que lo reciban. Es como si tú y yo, Eshter, nos pusiéramos de acuerdo y dijéramos: «Oye, cada vez que digo la palabra blockchain, quiero decir la palabra salud». Tú me entenderías un mensaje que igual los oyentes están entendiendo otro mensaje. Y eso es la gracia, el poder enmascarar y hacerlo de una forma matemáticamente correcta, que son los algoritmos de encriptación. La blockchain, la cadena de bloques, nace, entre otras disciplinas, como serían las matemáticas y el software, nace ya encriptado, totalmente enmascarado lo que estoy poniendo dentro del bloque. El bloque que estoy encadenando ya viene con unos mensajes que se cifran, los bloques se crean de forma segura y lo más potente, se crean desde desde el momento en que se transmiten. Estás cambiando lo que llamamos la ciberseguridad perimetral a una ciberseguridad al dato. Y eso, para los que trabajamos en temas de ciberseguridad, nos facilita muchísimo. Es una forma de transmitir mucho más segura y más simple para los que luego tengamos que proteger ese intercambio.

 

EC: En relación a esta pregunta, también otro de los grandes problemas que estamos viendo y que nos enfrentamos a día de hoy y a nivel digital, es la veracidad de la información. El uso de esta tecnología, ¿ves que permitirá un mayor control de las noticias, por ejemplo, falsas?

 

MG: En el momento en que transmitimos en blockchain, estoy dejando un rastro; porque estoy marcando con el tiempo, con una marca de reloj, como un tatuaje en la red, que he sido yo. Que ha sido mi ordenador el que ha puesto esa información en ese momento. Nos permite verificar que hemos sido nosotras quien sea está usando ese ordenador, pero de una forma mucho más pura, Obviamente esto lo podemos hacer con otra tecnología de software, pero en este caso viene en la arquitectura misma y esto nos da una trazabilidad y registro de lo que se está haciendo en la blockchain y por quién se está haciendo. Aunque sea pseudo anónimo. Trabajaríamos todo el tema de la privacidad y cómo y cómo aplica la blockchain la privacidad, pero nos da una una capa más de autentificación de qué se está haciendo y por qué se está haciendo.

 

EC: Desde un punto de vista del ciudadano. Y al final, cómo acercas la tecnología al ciudadano, porque el ciudadano escucha mucho, escuchamos mucho diferentes conceptos, pero luego la realidad es cómo lo incorporamos o cómo percibimos esa incorporación en nuestro día a día. Y aquí la pregunta que se me plantea es, ¿en qué momento esta tecnología formará parte de nuestras vidas y que el ciudadano lo perciba como algo orgánico?

 

MG: Ya está formando parte de muchas vidas. De hecho, cuando trabajamos con Token o cuando hablamos de los cripto activos, con cierto matiz lo de moneda, porque se ha de aplicar una política monetaria, pero bueno. Lo que sí que estamos, hay muchos ciudadanos que ya tienen lo que llamamos su cartera digital y ahí tienen unos tokens. Y luego hay que trabajar en el marco jurídico y normativo de estos tokens, de este intercambio de tokens.Esos tokens que les llamamos criptos, ya están ahí y ya se están usando. A mí lo que me gusta y me interesa es que también se están usando, por ejemplo en casos de empresas que ya no son startups porque han recibido su inversión y ya están ahí trabajando desde hace cinco años o cuatro años, que son, por ejemplo, para medir las huellas de carbono. Esto ya está pasando y hay empresas y sobre todo hay casos de uso de blockchain entre empresas, lo que llamamos el B2B. Entre empresas, ya están trazando los bancos determinadas actividades, determinadas funciones y ya por ejemplo, se está trazando medidas de la huella de carbono u otros valores. Ese uso entre empresas ya, ya, ya está. Ese uso con las carteras digitales está ya encima de la mesa. Pero ¿cuándo va a ser masivamente utilizado? Va a ser cuando consigamos no profundizar en lo que llamamos la identidad digital. Y la identidad digital es algo que os recomiendo que sigáis. Europa ya se ha posicionado y ha sido algo que hemos empujado activamente en que haya una normativa y que realmente lleguemos a tener lo que llamamos esa identidad digital europea. que ¿qué es y por qué está relacionado con la blockchain? Bueno, pues esa identidad digital lo que es es la capacidad de tú como ciudadano, como comprador, como persona que va a un gimnasio, pues que tengas tú la llave para entrar en estos espacios digitales que van a ser o bien tiendas o bien escenarios en los cuales tú vas a participar. Vamos a cambiar la forma como nosotros accedemos a Internet y a los servicios y a los productos que nos ofrece Internet, teniendo nosotros en nuestras carteras digitales esas llaves para ir accediendo a distintos servicios o productos. Fíjate que cambiamos la arquitectura de cómo vamos a relacionarnos nosotros con Internet. Ahora o te acuerdas de tu login y tu password, o pones tu huella o tu dato biométrico que no sabes porque tú aquí estás haciendo tres cosas: Por un lado, te estás identificando: «Oye, soy Montse Guardia». Alguien que es el proveedor de producto o de servicio te está diciendo: «Te voy a autentificar, voy a ver si eres Montse Guardia» y después te está haciendo autorizando. «Oye, sí, eres Montse Guardia, tienes cuenta en mi banco, te dejo hacer una transferencia». Este mecanismo, con la identidad digital va a cambiar. Va a decir, «oye, yo ya estoy autentificada y yo sé que quiero comprar esto en tu tienda». Como lo hacemos cuando vamos a comprar el pan si no conocemos al panadero. Tú entras ahí en la panadería, pides tres barras de pan y te vas. Y nadie te pregunta si eres Montse Guardia o Esther Checa.

 

EC: Muy interesante, Montse. La pregunta era porque hay una parte, que muchas veces la conversación es que estas tecnologías tienen diferentes formas de calar a nivel social y la forma en la que el usuario las percibe, las usa y lo ágil que es incorporarlo en su día a día y de alguna forma estas tecnologías, pues en conversaciones comentamos muchas veces que determinan estratificado la sociedad. Personas que son ágiles en su incorporación, su uso por el conocimiento y el valor que identifican que tienen y un conjunto muy importante a nivel de sociedad, que saben que hay algo ahí pero que su activación no la tienen tan clara. Así que yo creo que lo has dejado bastante claro.

 

MG: Sí, va a cambiar, pero va a ser natural. Mucha gente dice: «es muy complejo». Bueno, imaginaros el vídeo on demand, que es una tecnología que hay detrás de toda la posibilidad que tenemos ahora de ver series de televisión, documentales, películas… A través de simplemente unas plataformas digitales de contenidos; Netflix, HBO, Movistar… Las que sean. Vale, pues esta capacidad que tenemos ahora de elegir en dónde vamos a buscar un contenido digital de entretenimiento o de enseñanza, cada vez se ha ido democratizando ese acceso. Es verdad que has de pagar una suscripción. Va a haber este cambio en forma de que nosotros podamos elegir cómo accionar Internet, cómo interaccionar de una forma más pura y más cercana a nuestro día a día. De ahí la relevancia de ligar la blockchain o de empezar a atar lo que serían estos desarrollos de plataforma de blockchain con los desarrollos frontales que decimos nosotros, los desarrollos de acceso como son los desarrollos de acceso de la Web3 con la realidad virtual o la realidad extendida. Y de ahí que nosotros trabajemos en Big Onion en esa unión entre el software que viene por la parte de captación de datos, también la forma de cómo lo presentas y cómo lo transmites seguro. Cómo entra en estos motores de inteligencia, en este software que va creando a partir de lo que nosotros indicamos. Todo esto, al final va a crear unas herramientas que nos van a hacer romper el espacio tiempo, no vamos a permitir hacer cosas obviamente más veloces, pero también lo que nosotros pretendemos es que sean más conscientes, que queramos hacer lo que realmente estamos haciendo.

 

EC: Montse, para cerrar y teniendo en cuenta todo esto que nos has contado, que yo creo que es una maravilla la exposición de concepto y de ejercicio práctico que implica esta tecnología, los responsables de áreas de marketing, de innovación o de tecnología, ¿con qué se tendrían que quedar de cara a entender cómo esta tecnología puede impactar en su día a día?

 

MG: Yo creo que hemos vivido en los últimos 20 años casi evolucionando el marketing digital. Ahora estamos en un momento en en el que la tecnología, la red, todo lo que estamos haciendo los tecnólogos en Internet, nos está permitiendo volver a lo humano. Cuando posicionas producto y posicionas servicio, cómo lo posicionas. Cuál es el impacto humano y quién es ese humano que hay detrás. Vamos a volver a pensar en por qué haces marketing de una marca. Cómo haces ese marketing, cómo diferencias esa marca; porque tienes unos valores que vas a impactar en un mundo que es global y que esa marca, aunque seas una pequeña empresa en Badajoz o en Valencia o en Barcelona, donde sea, esa marca va llegar a gente que tenga la misma comprensión. Vas a poder impactar en personas en todo el mundo.Ya no sólo estás pensando en el SEO, en el SEM, en cómo mides, no, vas más allá. En cómo impactas. Y luego ese canal que va a ser la Web3, es un nuevo canal. Ahí entra esa visión más humanista del uso del canal digital. Es muy interesante, sobre todo a volver a los orígenes de la marca, del marketing, del branding y de los canales. Ya no solo especialistas en digital, sino especialistas en marketing que además tienen canales digitales muy cercanos.

 

EC: Muy bien Montse, pues muchísimas gracias por este tiempo que nos has dedicado, sobre todo para por acercarnos de una forma mucho más sencilla el momento en el que se encuentra esta tecnología. También a la forma en la que vamos a relacionarnos. Yo creo que has dado varios puntos muy, muy interesantes; su impacto a nivel social y de negocio que estamos viendo y que vamos a ver y sobre todo los casos de uso donde más valor está aportando a día de hoy. Así que muchísimas gracias por el tiempo que nos has dedicado, Montse.

 

MG: Gracias a vosotros y un placer.

 

Speaker1: Nos volvemos a escuchar en unas semanas. Mientras tanto, puedes leernos en las redes sociales de t2o.com. Estamos en LinkedIn, Twitter y Facebook, y si quieres volver a escuchar este podcast, lo podrás encontrar en nuestro canal Digital Talks en Spotify, iVoox, Google Podcast y Apple Podcast.